7. Cuando la opinión sí que cuenta

Anuncios

7 comentarios en “7. Cuando la opinión sí que cuenta

  1. Sí que estaba al tanto del suceso, amigo mío; además el pobre chaval era un crío, los agresores son una pandilla de sinvergüenzas y la raza más degenerada y purulenta del ser humano.
    Leí también que la saña con la que actuaron les llevó a hacer palanca con las piernas del muchacho y, tirándose encima de ellas, se las partieron por un montón de sitios.
    Tengo fe y me caen muy bien los curas de barrio, pero justo al tiempo de esta dolorosa agresión salió por peteneras no sé qué obispo, por la televisión, hablando de infiernos para personas que han sido creadas por dios con una tendencia tan natural como lo es para el ser humano beber un vaso de agua.
    Pero la gente no pilla la idea: critican de un modo feroz expresiones públicas que muestran un orgullo por una tendencia sexual que ha sido vilipendiada desde que el mundo es mundo.
    Un heterosexual no tiene porqué hacer esto (ese es el argumento al que se aferran los intolerantes), pero un homosexual de España, o de cualquier país democrático y libre, ha de celebrarlo, aunque sea contrario a su modo de ver las cosas, y ha de ser así porque en otros países, donde ser “diferente” puede conllevar una pena de muerte, puede haber un hombre o una mujer que llore al ver que hay una forma más bella de vivir y que, con el tiempo, en su país también cambiaran las cosas y llegará para ellos el día en que los de las botas gruesas se den cuenta de que, a veces, también el sol amanece vestido de rosa; y otras, mientras el cielo llora, nacen arco iris de mil colores, es algo distinto, pero a todos nos enamora.
    ¡Viva la diferencia!, y los curas a los suyo: predicar la doctrina de amor que Jesús nos legó.

    Me gusta

  2. me asquean estas cosas… es vergonzoso que en este siglo aún tengamos que escuchar estos sucesos mientras medio mundo mira para otro lado aún siendo conocedores de ellos.. simplemnte me indigna

    Me gusta

    • ¡¡ Fratello, cuánto tiempo !! ¿dónde te metes? Aquí se nos está hundiendo todo y tú andas por esos mundos. Debes estar en tus guerras particulares, seguro. Agradecido por tu visita y por tu reblogueo. No tardes tanto en dar señales de vida. Un fuerte abrazo. Magari che tutto andrà bene, saluti.

      Me gusta

digues la teva

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s