nombres

José Ángel

Giovanni

Saúl

Jorge Antonio

Adán

Luis Ángel

Benjamín

Carlos Lorenzo

Alexander

Cutberto

Mauricio

Jhosivani

Abel

Israel

Christian

Julio César

Antonio

Leonel

Israel

Miguel Ángel

Martín Getsemany

José Ángel

Marco Antonio

Jorge

Christian

Luis Ángel

Doriam

Jorge Luis

José Luis

Magdaleno

Everardo

Jorge Anibal

Carlos Iván

José

Emiliano Alen

Miguel Ángel

Jonás

Abelardo

Felipe

Marcial

César Manuel

Bernardo

Jesús Jovany

 

Solamente son nombres de chicos que así puestos en fila parecen que no signifiquen nada, basta con acompañarlos de la frase que dijo el papá de uno de ellos para que se me claven un poco más

Así como vivos se los llevaron, quiero que vivos los regresen…”

Ya sabemos todos quién son esos cuarenta y tres jóvenes mexicanos y lo que ha sucedido con ellos, no creo -o quizás si- que sea necesario volver a relatar lo que les han hecho.

Leí hace poco en un blog (y no recuerdo dónde, de lo contrario lo linkearía) que su autor estaba tan avergonzado de la masacre sufrida por los 43 normalistas que había tomado la decisión de no tener descendencia, se veía incapaz de mirar a la cara de su futuro hij@ y contarle cómo, porqué y de qué manera alguien había ejecutado tan terrible salvajada contra 43 chicos. Me dio qué pensar, quizás el remedio sea ése, dejar que el mundo se auto extermine.

Pero yo ahora quiero que me sigan doliendo esos nombres, por eso los vuelvo a escribir, para que no se me diluyan en el recuerdo como tantas otras irracionalidades.

José Ángel, Giovanni, Saúl, Jorge Antonio, Adán, Luis Ángel, Benjamín, Carlos Lorenzo, Alexander, Cutberto, Mauricio, Jhosivani, Abel, Israel, Christian, Julio César, Antonio, Leonel, Israel, Miguel Ángel, Martín Getsemany, José Ángel, Marco Antonio, Jorge, Christian, Luis Ángel, Doriam, Jorge Luis, José Luis, Magdaleno, Everardo, Jorge Anibal, Carlos Iván, José, Emiliano Alen, Miguel Ángel, Jonás, Abelardo, Felipe, Marcial, César Manuel, Bernardo, Jesús Jovany

.

Anuncios

26 comentarios en “nombres

  1. Yo el problema lo veo en que cuando son 43 de golpe sale en todos los telediarios, pero cuando son 43 veces 43 chavales desaparecidos uno a uno parece que la cosa no merezca mayor atencíon que la particular de cada casa vacía y como mucho de sus más allegados.

    Evidentemente el número cuenta, es injusto pero por otra parte consigue llamar la atención hacia una situación que lleva muchos años produciéndose inexplicablemente.

    Le gusta a 1 persona

    • Aciertas de pleno, los números siempre mandan. La Seat de Barceona o la Opel de Zaragoza hacen un ERE de dos mil trabajadores y parece que se hunde el sistema, sin embargo nadie cuenta con los cientos de pequeños talleres y negocios que cada día cierran sus puertas.(la comparación por supuesto no tiene nada que ver, es a modo de ejemplo)
      Abrazos

      Me gusta

  2. 43 multiplicados por 1000 y siguen siendo pocos, duele que a la juventud, que es la promesa de un país se le haga eso, porque entonces nos vamos condenando al exterminio. Acá compadre cualquiera dispara, cualquiera es capaz de matar y lo peor es que no tienen conciencia de ella y creen que están metidos en uno de esos juegos de vídeo que tanto éxito tienen.

    43 son el corolario de estos años de guerra contra la sociedad de un país que no despierta del todo de ese mundo mágico.

    Me gusta

  3. Ya lo dijo el maestro Márquez “No tenemos otro mundo al que podernos mudar”, por lo tanto hemos de apechugar con éste e intentar solucionar el problema. ¿la forma de hacerlo? eso ya no lo sé. Balas? palabras? difícil elección.

    Me gusta

  4. La situación allí es escandalosa, lo de esos 43 muchachos es sólo una vuelta de turca especialmente horrorosa. Ojalá que sea el toque de atención que hacía falta por lo menos, el tratamiento que han dado al tema los de arriba es repugnante (lo de “ya me cansé” retrata el problema a la perfección).

    Me gusta

    • No sé cuando ni dónde leí que la característica diferenciadora del hombre con respecto a los animales es el pulgar oponible, hecho que marcó un salto transcendental en la evolución, dejamos de ser simios para convertirnos en raza humana. Actos actos como los de México, o como los actuales de París, son los que hacen que me replantee la “supuesta” evolución.

      Curiosamente anoche mismo tuve esta misma conversación con una amiga, ella -como tu- intuía que estos hechos marcarán un antes y un después. Lo dudo.
      (y no quiero parecer pesimista)

      Un análisis certero el tuyo, agradecido por la visita. Saludos.

      Me gusta

  5. Sin importar que los meses sigan pasando, no olvidarémos nunca esos nombres. No importa dónde hayan enterrado la evidencia, el recuerdo no será sepultado. El dolor de los padres no puede ser censurado, como censuran todo lo demás. Podrán callar la voz de las noticias, pero nunca la de nuestra propia garganta, y mucho menos borrarán las letras que estructuran nuestros dedos. Me alegra mucho leer esto, para que tampoco a mí se me pueda escurrir la memoria de estos chicos. Gracias por escribir esto.

    Me gusta

    • Hay países previsibles, como podrían ser Noruega, Canadá o hasta la misma Argentina, están habitados por gente que hacen las cosas de la misma manera pasen los siglos que pasen, pero ustedes los mexicanos -y perdona que generalice- están todos locos. No entiendo como puede haber puntos tan distantes entre una personalidad u otra. Me explico: no puedo entender como en un extremo se encuentran Mario Moreno, Diego Rivera en tándem con Frida Kahlo, Jaime Sabines, Octavio Paz, Lila Downs, etc, etc., y en el otro extremo se hallan los salvajes de los narcos, los sin escrúpulos de los sicarios o los célebres politicastros tales como José Luis Abarca Velázquez o Hilario ‘Layín’ Ramírez Villanueva.
      Aunque bien pensado estas incongruencias se podrían extrapolar a muchísimos otros sitios, aquí mismo en España sin ir más lejos.
      De todas maneras sigo sintiéndome mal por esos 43 jóvenes, pase el tiempo que pase.
      Un saludo y gracias por dejar tu impronta.

      Le gusta a 1 persona

      • México es un país de contradicciones, en muchísimos sentidos. Y un país de extremos, el punto medio está cada vez más perdido. Y sí, estamos un poco locos todos, eso dudo mucho que alguien lo niegue. Y lo que les sucedió a esos chicos es un ejemplo del descontrol que existe actualmente en este país. Gracias de nuevo por tu texto y un saludo desde el país incongruente.

        Le gusta a 1 persona

digues la teva

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s