declaración

LAS PALABRAS, LAS IDEAS Y LAS PERSONAS NO TIENEN PROPIETARIOS.

Esta es una de las premisas indiscutibles que rigen este blog. Todos los textos son originales, armados, combinados y desestructurados por mí; pero puedes llevártelos donde quieras, ¡¡ son gratis !!, ni siquiera hace falta que digas que son míos. Tengo más.

Considero que si alguien pierde el tiempo utilizando en este sitio el copy and paste, es que algo le ha parecido, como mínimo, interesante. Con eso ya me vale.

Las leyes las han proclamado para saltárnoslas, o por lo menos para intentarlo. No soy anarquista, pero descreo de la propiedad, ni en la intelectual ni en la emocional. Nadie pertenece a nadie.

No es dueño del fuego el primero que se quemó ¿verdad? Por lo tanto ni Creative Commons ni SGAE. Por lo tanto ni imaginación enclaustrada ni tasas inverosímiles.

Nadie ha patentado el beso ¿verdad? Fue un tropezón cariñoso de cuatro labios. (la situación anatómica de esos labios es indiferente)

Un pájaro utiliza su bello canto para atraer a las hembras. Rápidamente el vecino le copia el tono. ¿y qué hace? ¿protesta, patalea, denuncia? NO. Se espabila y crea otra canción más bella y sonora, si puede.

Creo firmemente en la interrelación del todo con el todo. Mis textos, en un punto u otro, tienen algo que ver entre ellos, seguro. Por eso te invito a que, si alguno te gusta, eches un vistazo a los más antiguos, probablemente te arrepentirás, o no. Soy muy malo catalogando las cosas, así que no te fíes de las etiquetas ni de las categorías.

No se aceptan premios ni reclamaciones. Si algo ofende o agrada es el riesgo de llegar hasta aquí, la red de las bitácoras es muy grande, puedes seguir navegando y olvidarte de este sitio, o puedes hacer una cicatriz en tu brújula para volver cuando quieras.

Para todo lo demás (insultos, invitaciones a fiestas apocalípticas, viajes a la estratosfera de los cuerpos o lo que se te ocurra) AQUÍ te dejo una cuenta de correo.

Una última cosa: todo lo que escribo es ficción, excepto lo que es verdad. El truco está en averiguar a qué lado de la frontera se encuentra. Pero creo que ni yo mismo sé ubicarlo.

17 comentarios en “declaración

  1. De: Borges

    “Adoctrinada por un ejercicio de siglos, la república de hombres inmortales había logrado la perfección de la tolerancia y casi del desdén. Sabía que en un plazo infinito le ocurren a todo hombre, todas las cosas. Por sus pasadas y futuras virtudes, todo hombre es acreedor a toda bondad, pero también a toda traición, por sus infamias del pasado o del porvenir. Así como en los juegos de azar las cifras pares y las cifras impares tienden al equilibrio, así también se anulan y se corrigen el ingenio y la estolidez, y acaso el rústico poema del Cid es el contrapeso exigido por un solo epíteto de las Églogas o por una sentencia de Heráclito. El pensamiento más fugaz obedece a un dibujo invisible y puede coronar, o inaugurar, una forma secreta. Sé de quienes obraban el mal para que en los siglos futuros resultara el bien, o hubiera resultado en los ya pretéritos…Encarados así, todos nuestros actos son justos, pero también son indiferentes. No hay méritos morales o intelectuales. Homero compuso la Odisea; postulado un plazo infinito, con infinitas circunstancias y cambios, lo imposible es no componer, siquiera una vez La Odisea. Nadie es alguien, un solo hombre inmortal es todos los hombres. Como Cornelio Agrippa, soy dios, soy héroe, soy filósofo, soy demonio y soy mundo, lo cual es una fatigosa manera de decir que no soy.”
    Jorge Luis Borges (El inmortal)
    Eres un insomne fascinante , gracias por dejarte robar jeje

    Le gusta a 1 persona

  2. Tú me has dejado una alabanza que, de entrada, ya he considerado inmerecida pero que, ahora, al asomarme a tu blog, aún me enrojece más. Ya me gustaría llegar al nivel lírico de tus ideas, a la creatividad, al sentido del humor y libertad que se desprende en cada entrada (son pocas las que he leído pero ya he podido hacerme una idea , me iré acercando más).
    Estoy contigo en la idea de compartir sin trabas. Yo coloqué el CreativeCommons en un impulso pero, llevo ya tiempo pensando que ni eso es necesario. ¡Me ha encantado tu forma de plasmarlo!. Es mi mismo sentimiento ejemplificado como nunca hubiese sido capaz de escribirlo. Gracias.
    Liacice

    Me gusta

    • No era alabanza gratuita ni inmerecida, si no me hubiera gustado no habría dicho nada y hubiese seguido navegando. También influyó mucho leer la palabra “chigre”, recuerdos que me vienen de culines y andaricas, de xanas y de culosmullaos. Qué te voy a contar, jaja

      Me gusta

      • Acabas de acrecentar mi nostalgia del Paraíso,je,je. Quién pudiera hincarle el diente a un buen bugre,a unas andaricas,… y regarlas con unos culines en Cimadevilla. Uhm! Va por ti, errante insomne.

        Me gusta

  3. Cuando vi eso de “lo puedes compartir”, tuve que leerlo más veces por si era una ilusión óptica. No podía ser verdad, algo tan desprendido. También pensé que era mi voz, la de andar por casa. Ahora al ojear los comentarios de por ahí arriba todo me suena más… Los chigres, será por chigres… Ya voy atando cabos. O haciendo entuertos, no sé.
    Yo sí le puse el rótulo de no avasallar y total ni sé quién es el amo del perro guardián, pero tanto me insistieron que me pudo el candado. De sobra sé que esas portillas poco valen, si entran a saco. Pero a saco nadie va, solo a pillar fruta, por comerla descalzos. Los lobos, además, no leen. Y ahora ya no sé si atreverme yo también a poner en el mío que “lo puedes compartir”, en vez de esa sugerencia de comparte, ese imperativo velado.
    Ya antes me llamaste la atención por lo de insomne. Conozco bien el trance, aunque me estoy rehabilitando. Será porque ya me queda menos y por eso tampoco me atrevo a decir que se lo lleven de balde, que será por palabras. Tal vez no me queden tantas…
    Vale, ya. Me voy a tomar mi pastilla de buenas noches.
    Me “prestó” mucho descubrir esta libreta tuya. Pasaré por aquí más veces. Gracias por escribir así de bien. Así de revuelto y claro.

    Le gusta a 1 persona

    • En una de esas ciudades donde empezó la historia (Bagdad, Istambul o Damasco) y donde probablemente terminará también existe un zoco donde los comerciantes recogen sus mercancías al anochecer. Los orfebres guardan sus alhajas bajo siete llaves, los vendedores de alfombras voladoras ponen piedras encima para que ninguna tenga la tentación de emprender un viaje sin retorno, los traficantes de especias tapan sus cubos de olores milenarios para no atraer a los espíritus del desierto. Todos esconden sus valiosos artículos de miradas ajenas. Todos menos los libreros de ocasión.
      Éstos últimos dejan miles de ejemplares al alcance de cualquiera, no se molestan ni siquiera en contabilizar el stock. Tienen una fe ciega y saben que al día siguiente estarán todos y cada uno de los libros que han dormido sin vigilancia en los pasillos del mercado.
      ¿y por qué esa certeza ?
      La respuesta está en un viejo proverbio árabe:
      — el que lee no roba y el que roba no lee—
      (de ahí viene mi alergia a los candados, excepto si son los candados de Federico Moccia 😊)
      Ahora una pregunta:
      Un libro: “Un mono en la despensa ”
      Diez capítulos: ocho son principios de sabiduría popular, otro un bolero, y el primero es barroco puro y duro.
      Mi pregunta es ¿porqué Calderón de la Barca y Antonio Machin?

      -todo un lujo tu comentario, infinitas gracias-
      “Las cosas aunque sean gratis también tienen valor “

      Le gusta a 1 persona

      • Tu relato de medina, delicioso, y tu pregunta, muy buena pregunta. A ver si acierto en la respuesta… (Ya te dije que ando algo desentrenada en el turno de noche, no como antes.) Pues verás, la sabiduría popular es lo gordo de mi bagaje; el toque barroco se lo debo a unos años que anduve bostezando por las aulas; y Machín, con sus ángeles negros es por justicia poética. Por cierto que recién estoy publicando la novela por entregas en “Sin ti no soy maga”, en un rapto de desapego y por cerrar capítulo. Verás, si la noche no te parpadea, que “Lo puedes publicar” está replicado en la pestaña y se te menciona. Como bien sabe el proverbio árabe: “Los que leen no roban”. Leerte me inspiró mucho y espero seguir leyéndote. Además, tu comentario me parece fantástico. Muchas gracias por andar por ahí. Un abrazo.

        Me gusta

digues la teva

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s