flâneur

Cristina, por favor, hazle caso.

Ese tipo se ha jugado la vida en los márgenes de una vía rápida, mezcla las mayúsculas con las minúsculas, y hasta se come los espacios entre palabras.

 

 

( Siempre creí que yo era un poco raro porque me gusta fotografiar detalles de las ciudades, hasta que vi que otros –Adwoa, Neverland– recogen con la cámara algo más que la arquitectura o el urbanismo )

 

.